Universidad de Zaragoza CSIC
Publication Date:  06/06/2014

La prestigiosa revista científica Angewandte Chemie ha publicado el trabajo llevado a cabo por un equipo de investigación del Instituto de Síntesis Química y Catálisis Homogénea, ISQCH (Instituto mixto CSIC-Universidad de Zaragoza) dirigido por Cristina Tejel y Miguel A. Ciriano, y en el que han participado José A. López y Ana Mª. Geer, en el que se describe el aislamiento de los primeros compuestos de rodio que poseen grupos imido (o nitreno) terminales. Estos compuestos son los únicos que poseen un enlace múltiple nitrógeno-rodio conocidos hasta la fecha y se han mostrado extraordinariamente elusivos a la síntesis. Así, químicos eminentes como el premio Nobel G. Wilkinson intentaron sin éxito la preparación de este tipo de compuestos. Los resultados recientemente publicados representan un progreso en el conocimiento y llenan un vacío que existía en la química de los metales de transición situados al final de la Tabla Periódica. En el artículo publicado se describen las características peculiares del enlace en estos compuestos y sus reacciones. En particular, destacan la estructura tetraédrica que forman los átomos unidos al rodio y la capacidad de estos compuestos para dar reacciones de adición sobre el enlace múltiple y trasferir el grupo nitreno a otras moléculas orgánicas e inorgánicas.

 

Los resultados de esta investigación se encuadran en estudios de química fundamental. Sin embargo, se supone que compuestos de este tipo están implicados en reacciones de formación de enlaces carbono-nitrógeno, que son básicas para la preparación de productos de gran valor añadido con propiedades biológicas o como fármacos o con procesos de producción respetuosos con la salud y el medio ambiente.

 

Su relevancia estriba, además, en razones teóricas, ya que la formación de enlaces entre metales que contienen muchos electrones-d (como el rodio) y grupos con un alto número de electrones-p (como el imido) crea un conflicto electrónico que hace que los compuestos sean muy inestables o altamente reactivos. Consecuentemente, el número de compuestos con estas características es muy reducido. A pesar de las predicciones desfavorables, el control sobre entorno electrónico del metal mediante el uso de soportes moleculares (ligandos) adecuados han permitido que el grupo del ISQCH haya conseguido estabilizar los primeros compuestos con un enlace múltiple nitrógeno-rodio.

 

La singularidad de la preparación de compuestos como los descritos permite el estudio de sus propiedades químicas y demuestra la posibilidad de acceder a ellos. Gracias a estos resultados se abren nuevas puertas a la exploración de síntesis y reactividad de compuestos similares desconocidos con otros metales de transición como paladio y platino.

 

La investigación ha contado con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, de fondos FEDER de la Unión Europea y del Gobierno de Aragón/FSE.



Referencia bibliográfica:

Ana M. Geer, Cristina Tejel, José A. López, Miguel A. Ciriano, Terminal Imido Rhodium Complexes, Angewandte Chemie International Edition 2014, 53, 5614-5618. DOI: 10.1002/anie.201400023