Universidad de Zaragoza CSIC
Publication Date:  25/03/2014

Como consecuencia del debate climático, el CO2 ha quedado estigmatizado como gas contaminante a los ojos de la opinión pública. El CO2 no debe considerarse ni un contaminante ni un residuo, sino una fuente renovable que puede contribuir al desarrollo sostenible y a la mejora de la competitividad de la industria química. Existe la necesidad de cerrar el ciclo del carbono. La utilización del CO2 puede ayudar a demostrar el potencial de la química como proveedor de soluciones a los grandes retos sociales tales como envejecimiento de la población, seguridad energética y cambio climático (por mencionar alguno).

El CO2 como materia prima para la industria química puede ser utilizado de muchas maneras, tal como fuente renovable de energía y como ingrediente para desarrollar nuevos productos químicos, combustibles y/o polímeros (entre otros). Se están produciendo avances decisivos en la técnica de catálisis que hacen posible el aprovechamiento eficiente del CO2 en procesos de producción sostenibles mediante tecnologías innovadoras. Actualmente se está fomentando la investigación de alternativas que permitan dar un uso positivo al CO2 como materia prima en sustitución del petróleo. El siguiente paso, será conseguir que el CO2 sea el compuesto que facilite la fotosíntesis artificial a través de procesos químicos.

Ventajas de la utilización del CO2 como materia prima

  1. Contribuir a un modelo energético más sostenible
  2. Compensar los gastos de la captura
  3. Disminuir el impacto ambiental de la empresa
  4. Tecnologías aceptadas socialmente
  5. Tecnologías sostenibles que permitan cerrar el ciclo del Carbono
  6. Mejorar la Eficiencia de Recursos

Objetivos del Grupo

El objetivo de este grupo de trabajo será, a través de la cooperación público privada de los miembros de SusChem-España, acelerar la implantación de los nuevos usos industriales del CO2 como materia prima. Esto podría realizarse a través de un gran proyecto en cooperación a nivel nacional. Para ello será necesario realizar previamente un mapa de capacidades ya existentes, que permita determinar las tecnologías y el estado de las mismas en nuestro país. Además deberá poder abordarse la cooperación europea para asegurar que una visión más amplia de la economía del CO2 en Europa esté implementada a todos los niveles.

  1. Realizar Mapa de Capacidades
  2. Proyecto(s) en Cooperación a nivel nacional
  3. Incorporación de otros agentes de la cadena de valor
  4. Divulgación en los medios a nivel nacional (artículos, conferencias,…)
  5. Proyectos en cooperación internacional

Aquellos interesados en participar en este nuevo grupo, deberán solicitarlo a través del área de usuarios, en la opción 'Editar mis datos' del menú 'Mi cuenta'.

Más información